INICIO

PLANTA

Suele ser sencillo detectar nuestro sufrimiento o la sensación de encontrarnos atrapados o estancados. Eso es algo que nos iguala a los demás y conforman elementos propios de la existencia. Algo más extraordinario es iniciar, a raíz de ello, una psicoterapia.

La psicoterapia implica un trabajo, codo con codo, con la figura del psicoterapeuta. Conversaciones cuyo objetivo es buscar la causa del malestar para, posteriormente,  repararlo. Es un viaje interior sobre la comprensión y aceptación de uno mismo para poder cambiar, evolucionar y, por tanto, tener la posibilidad de poder vivir una vida más satisfactoria.

La herramienta principal es la palabra, vestida con los ropajes que otorgan las técnicas clínicas y el arte del psicoterapeuta. Lejos han quedado, afortunadamente, los tiempos en los que acudir a la consulta era tabú, signo de enfermedad o quién sabe qué otros prejuicios. Hoy en día, la gente viene a consultar por diferentes razones: para aliviar el sufrimiento emocional, mejorar, conocerse o resolver un dilema puntual. Cada vez más personas, y más jóvenes, emplean en su beneficio una herramienta que la ciencia ha puesto al servicio de nuestro bienestar emocional.

Share Button